Fotografia creativa de fauna I

Voy a elaborar una serie de entradas hablando de fotografía creativa de fauna. Es algo a lo que llevo dando vueltas bastante tiempo y no terminaba de decidirme pero creo que ha llegado el momento.

Siempre hablo desde mi experiencia. Esta es mi forma de entender la fotografía, no tenemos porque coincidir.

Todas las fotografías de estas serie de entradas están hechas con luz natural, con una cámara y un objetivo, algunas con un punto de apoyo, en un solo disparo... y nada mas.

Introducción

Estamos habituados a que la fotografía de fauna sea hiperealista. En general, nos gusta ver a un animal como es... esto está bien.

Aunque no debemos olvidar que la fotografía es un arte y como tal tiene un gran margen de maniobra por lo que en ocasiones podemos jugar con alguno de los elementos y componer imágenes diferentes.

Personalmente me gusta mucho hacer cosas que se salen de lo común pero mi pudor me hace que no las muestre de manera habitual.

Como cumplir años nos permiten ciertas excentricidades, he creído, que es hora de decir: La foto perfecta no existe.

A veces necesitamos salir de la rutina fotográfica y del modo en que vemos lo que nos rodea, cuando me pasa esto hago las fotos que voy a enseñar en esta serie de entradas.

Estas imágenes son muy personales y quizá no te gusten pero utilizando mis técnicas podrás hacer otras que sean mas de tu agrado.

Sólo espero poder aportar algo a tu forma de pensar la fotografía.

Romper la formalidad de la fotografía de fauna la convierte en arte o en un desastre, pero... ¿dónde esta la línea?

La luz

Todos sabemos, que una fotografía se realiza a partir de la luz que refleja el motivo y que impresiona sobre el sensor de la cámara. Con ausencia total de luz nuestra imagen se verá negra.

La luz adecuada para componer la intención creativa de un fotógrafo, es el punto clave de cualquier fotografía que pretendamos lograr. Podemos utilizar la iluminación para conseguir una imagen que parezca tridimensional o resaltar una silueta.

Hemos oído mucha veces referencias a las diferentes clases de luz: suave, dura, blanda, cálida etc. Pero somos capaces de manejar estas luces de manera creativa para conseguir nuestro objetivo.

La mejor manera que encuentro de hacer cosas diferentes con la base de un solo disparo, no procesado y sin flash es poniendo la luz en el lado contrario de donde la ponemos habitualmente. Algunos ejemplos:
Foto de arriba: Imagen tomada al atardecer, un día tormentoso, a contra luz.

Foto de arriba: Imagen realizada a contra luz, al amanecer.

Foto de arriba: Imagen realizada al amanecer, a contra luz, en un día con niebla y con la temperatura de color tocada en cámara.

Foto de arriba: Imagen realizada en África al atardecer, a contraluz. Los atardeceres de África son espectaculares y de un color sorprendente.


Foto de arriba: Imagen realizada con el sol aún alto aprovechando el polvo que iban levantando los elefantes a contraluz y con la temperatura de color tocada en cámara.

2 comentarios: