Ngorongoro


Ngorongoro es un profundo cráter volcánico, la caldera no inundada más grande del mundo. Aproximadamente 20 km. de ancho y unos 300 kilómetros cuadrados de área.

Se encuentra en las tierras altas volcánicas de Tanzania.

El Ngorongoro es una maravilla natural realmente impresionante. Para hacernos una idea comentaré que es como un enorme cuenco con unas paredes de 600 metros de altura. Dentro se alojan varios microecosistemas desde tierras áridas, lago, bosque tropical, sabana, etc.

Se calcula que el cráter alberga unos 25.000 animales de diferentes especies. Es una de las áreas más reducidas donde es posible ver a los "cinco grandes de África": el león, el leopardo, el elefante, el búfalo y el rinoceronte.

Para llegar se puede hacer de varias formas: desde población más cercana al cráter de Ngorongoro que es Arusha, hay unas dos horas por carretera. El aeropuerto más cercano es el Kilimanjaro internacional, que está a unos 40 kilómetros de Arusha. Otra opción es volar hasta Nairobi (Kenia) y desde allí ir por carretera.

Lo hagas como lo hagas la visita merecerá la pena.

Lo peor de todo es la masificación que sufre: unos 400.000 turistas al año.

No sólo es interesante el cráter. Hay que visitar las zonas adyacentes que constituyen el Área de Conservación del Ngorongoro, con más de 8.000 kilómetros cuadrados. Está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Incluye diferentes ecosistemas vecinos, las tierras volcánicas, zonas lacustres, praderas y regiones áridas.

Muy cerca se encuentra también la Garganta de Oldupai, una gran depresión donde la erosión ha dejado al descubierto capas con sedimentos de millones de años de antigüedad. Fue aquí donde, Louis y Mary Leakey hallaron restos y huellas de homínidos antecesores del Homo sapiens. Encontraron el rastro de setenta huellas que se cree que corresponden a un Australopithecus afarensis.

Así que cuando visites este área podrás decir que estás en la cuna de la humanidad.

Lo cierto es que la zona no te decepcionará.


Comentarios