Busardo ratonero, el adaptable


El busardo ratonero (Buteo buteo) es un animal tan adaptable que no está especializado prácticamente en nada. Es capaz de vivir casi en cualquier hábitat y clima. Come un amplio espectro de animales y también carroñea.

Ha sabido adaptarse y tolerar al hombre, acepta bien los cambios que realizamos en el medio ambiente.

El ratonero vive en casi toda Europa continental, con la excepción del norte de Escandinavia y de Rusia.

Es una rapaz de tamaño mediano y de aspecto rechoncho, tiene alas cortas y anchas, también su cola es escasa. Cuenta con una coloración que va desde los tonos casi blancos a marrones oscuros pasando por pardos. Aunque lo habitual en el adulto es un tono marrón en la región dorsal, más claro en la ventral y con una mancha blanquecina en el pecho.

Mide unos 60 cm. y  pesan alrededor de 660 gr. los machos y unos 800 gr. las hembras.

Su alimentación es muy variada adaptándose a las estaciones del año y al hábitat donde se encuentra. Puede comer carroña, insectos, lombrices, aves, micromamiferos, reptiles, anfibios, etc. Es un animal oportunista por lo que sabe aprovechar cualquier recurso que se le presente en cada momento.

Las poblaciones en la península ibérica son sedentarias aunque algunos individuos jóvenes pueden realizar grandes desplazamientos.

Le gusta anidar a gran altura en árboles bastante grandes. Ambos miembros de la pareja colaboran en la construcción del nido que realizan con ramas secas y lo forran en su interior con hojas verdes.

Calificación de la UICN:





Comentarios

Publicar un comentario