lunes, 21 de noviembre de 2016

Consejos para mejorar tus fotografías de fauna II


Esta entrada de consejos para mejorar las fotografías de fauna tiene una primera parte que es esta: www.pinceladasdelanaturaleza.es/2016/10/consejos-para-mejorar-tus-fotografias.html

Voy a empezar este post de una manera totalmente distinta a como lo hago siempre y es que quiero que veas las diferencia entre estas dos imágenes, pincha en ellas para agrandarlas.

Observa qué variación hay entre ellas, además de cuatro o cinco segundos de tiempo y un pequeño reencuadre en la primera para centrar más la atención en el águila.

  
                                             Foto 1                                           Foto 2

CONOCER TU EQUIPO
Como esta afirmación suena a manida y estamos hartos de oírla, aunque todos sabemos que es verdad, he puesto las dos fotos anteriores.

La foto 1 está realizada a f2.8 sabía que el zorro estaba fuera de foco, así que sin separar mi ojo del visor moví la ruleta hasta que vi aparecer f4, seguía siendo un poco justo pero no quería que la imagen saliera trepidada.

La foto 2 está hecha a f4 y con el zorro mirando porque había oído los disparos anteriores. Esa era la foto pero la habría perdido si no hubiera conocido mi equipo.

La experiencia me dice que los grandes momentos de acción de la fauna duran entre 3 y 20 segundos. Si no estás familiarizado con los ajustes de la cámara o las posibilidades del objetivo que llevas puesto, ya puedes decir adiós a la fotografía.

¿Sabes cuál es la velocidad mínima con la que se puedes obtener una imagen nítida con la combinación cámara & objetivo?

¿Conoces los márgenes de trabajo que te da el estabilizador con ese combo?

Tienes que saber cómo alternar rápidamente entre los puntos de enfoque e incluso entre los modos de enfoque.

Hasta dónde puedes llegar con el ISO de la cámara para conseguir resultados aceptables.

Se necesita ser capaz de hacer la mayoría de los ajustes en la configuración de la exposición y el enfoque sin levantar el ojo del visor.

La interacción que se ve entre la imperial y el zorro duró 5 segundos. En el hide estuve metido 12 horas. Si no hubiera conocido perfectamente mi equipo habría perdido ese documento gráfico.

ESTUDIA A LA ESPECIE
Todos sabemos que la fotografía de fauna salvaje se basa en la captura de momentos fugaces (poses o comportamientos interesantes) por lo que vale la pena ser capaz de predecir el movimiento del sujeto de antemano.

Teniendo en cuenta que no todas las especies son predecibles, pero hay patrones de comportamiento arraigado en todos los animales.

Conocer al sujeto, puede marcar la diferencia entre la nada y estar preparado para capturar "ese momento único".

Sólo hay una manera de llegar a conocer a los animales salvajes... pasar tiempo observándolos. No te limites a estar a su alrededor durante unos minutos y buscar el siguiente sujeto si el que estás fotografiando no hace lo que esperas.

Coge unos prismáticos, míralos, ten paciencia, aprende sobre sus hábitos.

La imagen de abajo pude capturarla por saber lo que la carraca iba a hacer con la araña, era la época de ceba y yo lo estaba esperando.


Lo que debes pensar es si la fotografía que estas mostrando hace justicia a ese animal y además transmite lo que tu quieres transmitir.

Las fotos de abajo funcionan igual que las primeras: agrándalas y obsérvalas.

                                            Foto 1                                              Foto 2

Son el mismo sujeto en el mismo escenario pero transmiten cosas diferentes. A mi la foto 1 me transmite pasividad y la foto 2 dinamismo. ¿Qué quieres mostrar del zorro al espectador? Esa es la pregunta antes de hacer pública una imagen.

CONOCER LAS "REGLAS" | "ROMPER LAS REGLAS"
Hay ciertas normas que forman la base de una buena fotografía (independientemente de la disciplina). Por supuesto, también hay ciertas pautas que tienen su aplicación en el género de la fotografía de fauna.

La exposición adecuada y el uso del histograma, por ejemplo y la composición oportuna. Son algunos de los aspectos importantes que tienen que arraigar en tu subconsciente para incorporarlos a tu capacidad de capturar la imagen en ese fugaz instante de manera correcta y sin tener que pensar.

En esta modalidad, se ha hablado mucho sobre el contacto visual entre el sujeto y el espectador, ya que esto da "vida" a la imagen. En el caso de la fotografía de aves, se dió un paso más en el sentido de que el "ángulo de la cabeza" en relación con la cámara tiene que ser al menos perpendicular, pero lo ideal es girar unos grados. ¿Y si el animal está ocupado en otra cosa y no se ve el ojo?

¿Y si quiero mostrar la rapidez con que zambulle su cabeza la garza?

Si volvemos a la fotografía del zorro, por ejemplo, no sigue la directriz de composición de no centrar al sujeto. Está centrado en los dos ejes, de manera sincera crees qué eso hace mala la fotografía.

Una vez que conoces las "reglas" y sabes cuándo y cómo aplicarlas, es el momento de empezar a romperlas. Probar los límites. Imagino que no quieres que tus fotos sean siempre iguales o como las de los demás.

CONTINUARÁ...

8 comentarios:

  1. Los seguiremos.. Muy bonitas imágenes.. Saludos..

    ResponderEliminar
  2. Kique, como siempre genial, siempre espero con impaciencia cada nuevo articulo o video que tanto me esta aportando en mi evolucion con la fotografia, un saludo y sigue deleitandonos con tu trabajo.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando, comentarios como el tuyo son los que me animan a seguir esforzándome, cada día, por hacer esto de manera altruista.

      Eliminar
  3. Un articulo muy bueno y muy bien enfocado y explicado,enhorabuena Kique.

    ResponderEliminar