lunes, 20 de junio de 2016

Efimeras





















Los efemerópteros (Ephemeroptera) son insectos, conocidos vulgarmente como efímeras. Es el orden de insectos alados más antiguo que existe en la actualidad, hay fósiles datados con más de 100 millones de años.

Cuando conocí la existencia de estos animales y su extraña vida me obsesioné con fotografiarlos. No ha sido una tarea nada fácil, tras dos años de trabajo ya puedo mostrar los resultados.

Te gustaría saber qué es lo que me llamó tanto la atención de las efímeras para que les dedicara tanto tiempo de trabajo, tendrás que seguir leyendo esta entrada para saberlo.

Existen alrededor de unas 2000 especies de esta familia, cada una con sus características, por lo que voy a hablar en general de ellas.

Lo que me llamó muchísimo la atención fue que en su fase adulta viven entre 4 y 30 horas dependiendo de la especie pero empecemos por el principio. Las hembras ponen los huevos en agua dulce, limpia y fresca, cuando eclosionan los insectos inmaduros (o ninfas) permanecen cerca del fondo, se alimentan de materia orgánica y vegetal.

Su existencia como larvas o "ninfas acuáticas" puede extenderse entre varios meses y cuatro años, dependiendo de la especie. Los peces y otros insectos se alimentan de ellas por lo que son muy importantes en el ecosistema.

Al llegar a su fase adulta salen del agua, se secan y mudan. Los adultos poseen dos alas anteriores bien desarrolladas, el par de alas posteriores es pequeño o incluso puede llegar a faltar. Su cuerpo es alargado, termina en unos largos filamentos llamados cercos.

Son unos insectos frágiles que consagran su breve existencia de adulto a la reproducción. Una vez llegado a esta fase no se alimenta, ya que no posee boca funcional, por eso su corta vida de insecto adulto.

Suelen salir del agua siempre al mismo tiempo y los machos se juntan en enjambres para revolotear en el aire como si de nubes se tratara. Estas concentraciones de machos atraen a las hembras que van formando parejas.

Cada pareja se aleja del enjambre para aparearse. El macho muere casi inmediatamente después de copular. La hembra vive justo el tiempo necesario para poner los huevos. Sobrevuela el agua y va dejando caer los huevos sin posarse. De este modo comienza de nuevo el ciclo de su vida.






















6 comentarios:

  1. La belleza es real i relativa. Aquí sí se puede decir que el tamaño no importa.

    ResponderEliminar
  2. Un magnífico trabajo documental y fotográfico.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  3. Una belleza de imágenes y buena información de la vida de este insecto que no conocía.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. ES SORPRENDENTE ESTE INSECTO PERO LASTIMA QUE NO VIVEN MUCHO

    ResponderEliminar