lunes, 25 de abril de 2016

Gaviota reidora, la enmascarada






















La gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) tiene una máscara de color negro durante la primavera y el verano que la hace inconfundible.

Para los habitantes de las tierras interiores de la Península, la visión de un grupo gaviotas pequeñas que siguen a un tractor arando o se encuentran en las orillas de los ríos urbanos ha dejado de ser una sorpresa, se trata de las reidoras.

Hace ya décadas que colonizó el interior de España como reproductora y como invernante. Es una especie en creciente aumento gracias a su capacidad de alimentarse de cualquier tipo de resto orgánico.

Se trata de una gaviota de tamaño pequeño sobre 60 cm, y pesa unos 300 gramos. Tiene una envergadura alar de hasta 100 cm. Es de color blanco, con las alas grises y la punta negra. Cuenta con un mínimo dimorfismo sexual, ya que los machos son ligeramente más grandes que las hembras.

Es sociable, forma colonias que pueden llegar a reunir centenares de parejas para vivir y nidificar. Cría en primavera, extendiéndose el período de puesta entre mediados de abril y mediados de mayo. Los nidos los establece entre la vegetación de la marisma o flotando sobre el agua, en la construcción intervienen ambos congéneres.

Omnívora y oportunista, su dieta se basa en alimentos de origen animal, por lo general insectos, gusanos, pequeños crustáceos y pececillos, así como despojos diversos que flotan en el agua o aparecen varados en las orillas. También suele ingerir alimentos de origen vegetal. En invierno, es habitual de los vertederos, donde aprovecha la gran cantidad de restos de comida arrojados a la basura.

Calificación de la UICN:








































































4 comentarios:

  1. Es una gaviota elegante. Las fotos le hacen justicia.

    ResponderEliminar
  2. As always photos are great! I love them, respect and congratulations to the author.

    ResponderEliminar