lunes, 1 de febrero de 2016

Consejos para fotografía de fauna: Los objetivos.



Esta entrada está basada en mi experiencia y en mi método de trabajo. No hablo de marcas concretas porque cualquiera es buena si cubre tus exigencias.

Cada vez hay más afición a la fotografía de fauna, por lo que ofrezco una serie de reflexiones que uno debe hacer, a la hora de buscar el objetivo adecuado para esta modalidad.

Cuando uno empieza en el mundo de la fotografía, compra normalmente un todo terreno o un kit en el que ya viene incluido algún objetivo. Esto está bien hasta que descubres qué modalidad de fotografía es la que más te gusta. A partir de ese momento, es cuando tienes que empezar a pensar en objetivos específicos para la disciplina que te apasiona.

El objetivo es el elemento más importante de tu equipo. Esta es la herramienta que filtra la luz, da la nitidez, la claridad y el color. Es la pieza del equipo que puede transformar una fotografía bien compuesta en una excelente, por lo que este es el factor donde debes gastar dinero.

Hay algo curioso que tengo que destacar y que ocurre con los objetivos de fauna. A medida que la distancia focal de la lente aumenta, ocurren tres cosas: se vuelve más cara, se hace más pesada, y ocupa más espacio en la mochila fotográfica.

Las tres cosas más importantes en fotografía de fauna son: el objetivo, en segundo lugar el objetivo y por último el objetivo.

Antes de comprar uno te sugiero una serie de reflexiones:

Reflexión 1
La característica clave a la hora de buscar una lente para fauna es la posibilidad de acercarse lo máximo posible. La mayoría de los animales (en España) temen a las personas y no dejan que te acerques mucho. Esto significa que necesitas un objetivo que ofrezca muchos mm. Para empezar recomendaría, como mínimo una lente que termine en 300 mm para APSC y en 400 mm para FF, hacia arriba lo que te puedas permitir.

Si el equipo lo soporta sin quitarte mucha calidad, puedes utilizar multiplicadores.

En todas las composiciones, no tenemos por que llenar el encuadre con el sujeto pero para obtener un buen impacto visual es genial llegar a la máxima aproximación para poder observar todos los detalles.
























Reflexión 2
El otro desafío de la fotografía de fauna es el de la luz. Muchas especies se vuelven activas al atardecer y al amanecer, cuando disponemos de menos luz. Esto significa que necesitas objetivos que sean capaces de dejar pasar una gran cantidad de luz, con aperturas de f4 o más amplias.

Una combinación de gran apertura y una longitud focal larga se traducirá en un objetivo caro.

Algunas de mis fotografías están hechas a máxima apertura.
























Reflexión 3
Ahora viene lo que más me preguntan y a lo que doy una respuesta más personal, ¿objetivo fijo o telezoom? Después de utilizar varios modelos de ambos tipos me quedo con el objetivo fijo aunque he de reconocer que se pierden fotos, a veces, por no poder tirar del zoom hacia atrás.

Entonces, por qué elijo un fijo, sencillamente porque no he encontrado ningún telezoom que de la misma calidad de imagen y que cubra mis exigencias.











2 comentarios:

  1. Las fotografías que has elegido para las explicaciones del tipo de teleobjetivo que usas, demuestran que sabes escoger bien.

    ResponderEliminar